viernes, 27 de marzo de 2020

Semana en Formigal


Hola compañer@s.

Como sabéis la semana del 8 al 13 de marzo, nos tocaba salida del club, a esquiar en Formigal.










Pepe se incorpora al grupo.


Tuvimos una grata sorpresa. La visita de Anna y Angel, los cuales se acoplaron al grupo y a la cervecita.










Subiendo en la ratra de la estación de esquí.


El Pueyo de Jaca, nuestro campo base, el albergue a la derecha.






La tirolina, posiblemente mas larga de España.


Pantano de Bubal.


El pueblo de Hoz de Jaca.
















También nos dio tiempo a visitar algún pueblo del Pirineo.






Nuestros amigos Ricardo Montoro y su hija Anne.


Llegamos el viernes día 13 por la tarde a casa, donde bajamos de una nube y nos enteramos lo que estaba pasando por el resto del país. 
No sabíamos lo que nos iba a pasar a partir del siguiente día.
Hoy día 27 de marzo llevamos 14 días confinados, y lo que nos queda.
Pero esto pasará, y en el recuerdo quedará como una mala pesadilla.
Ahora toca quedarse en casa, ver las montañas de lejos o en nuestros álbum de fotos.
Desde aquí un abrazo muy grande para tod@s.

PD. Ya se que echáis en falta a nuestro blogero Alfonso, para los comentarios, pero el no vino a la salida de Formigal. Así que me ha tocado a mí hacer de blogero. Lo siento

miércoles, 26 de febrero de 2020

FUENTE DE COBRE




FUENTE  de COBRE , DONDE EL PISUERGA ROMPE AGUAS.

8 de febrero de 2020

Resultaría un error pensar que en la vieja Castilla solo encontraríamos extensos paramos y vetustas ciudades. Castilla es mucho más y tambien cuenta con bellas montañas, basta citar a Torrecerredo para saber hasta donde llega nuestra vecina y hermana la comunidad de Castilla y León, de la que un día Cantabria formó parte. Castilla siempre tuvo una vocación marinera, lo saben bien los puertos cántabros, y lo saben tambien sus largos ríos que buscan la mar océana,  como premonición de una historia de proyección mundial. Uno de esos ríos es el Pisuerga, que encuentra en la fuente de Cobre el alumbramiento que le llevará al Atlántico. Nacido de la entraña caliza de la montaña Palentina, si sus aguas hablaran la tierra callaría.


 Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar...escribió el poeta palentino Jorge Manrique y nosotros tras remontar el puerto de Piedrasluengas llegamos hasta santa Mª de Redondo el primer lugar que se encontrará el río en su descenso, solariegas casas y frías aguas.


" Nos gusta el deporte " rezaba en uno de los paraguas que aparecieron como si de setas se tratase en este loco día en el que muchos meteoros veríamos. El paraguas puso una nota de color en un día con cuatro estaciones.


El camino asciende por laderas donde pudimos ver la característica vegetación de montaña, la ausencia de hojas en muchas de las especies dejaban al desnudo extraordinarios robles que nos hablan del esplendor forestal de un día tuvo esta zona.


A pesar de la lluvia, que en ningún momento fue violenta, asistieron muchos Argayuc@s a la cita con la montaña... claro es que tambien hay buena afición a la pitanza que nos esperaba en san Salvador de Cantamuda. Día completo de compañerismo y deporte.


La escala es buena para todo, incluso para ver la pequeñez del ser humano cuando se adentra en  la naturaleza por la que debemos mostrar el máximo respeto y admiración.


No hay documental, ni libro, ni foto, que pueda captar la mágica sensación de abrir nuestros ojos a la grandeza natural del planeta , oídos para escuchar nuestros pasos, y sentidos a pleno rendimiento para conectar con la tierra. ( vuestro cronista cazado en éxtasis ).


Y poco a poco el grupo fue llegando allí donde le río abandona la oscuridad para darse a conocer, desde este punto se intuía, pero no se podía sospechar lo que nos esperaba, todo calculo era erróneo, millones de años y entrañas abiertas hicieron posible el alumbramiento del Pisuerga.


Fin de la senda tras una ascensión de unos 400 metros. El recorrido de la marcha en total es de unos 13 kilómetros y es apta para todos los públicos que tengan una mínima condición física.



































Sabedores de que algo bueno iban a encontrar un colorido y sonriente grupo posa para la crónica del día.


Jose Ramòn madrugó para estar con el grupo...¡ donde ibas a estar mejor !!!


En este matrimonio siempre saltan chispas ... ¡de las buenas !. Echamos en falta ese café con orujo a media ladera, ¡ quien lo probó lo sabe !


De maternal útero podemos calificar la cavidad donde las aguas infiltradas en la montaña vienen a concurrir en Fuente de Cobre, es difícil de explicar las proporciones de esta cueva , hay que ir allí para verlo. - aqui cabe un Ejército, y agua no le iba a faltar - sin lugar a dudas la presencia humana no le será extraña a estas rocas.


Fue solo unos minutos, pero para dar fe del hecho diremos que el agua que nos acompaño una buena parte del recorrido se transformó en nieve a la entrada de la cueva, habíamos ganado en altura y no debíamos de olvidar que estábamos en febrero... febrerillo loco.


Por catedral tienen algunos la cueva, y proporción lo le falta, pues no te mojas aunque llueva  y está la techumbre muy alta.


Sonia entró a explorar y salio transfigurada ¿ que será lo que vio, para quedar alucinada ?



 ¿ Buscando restos del coronavirus ?


Mereció la pena el camino aunque solo fuese por darnos un paseo por tan mágico lugar, no fue el viaje al centro de la tierra pero si  algo parecido a cambiar de planeta. 282 kilómetros - pasando por Valladolid - desde este punto hasta su encuentro con el padre Duero, y de ahí al océano.



Vecinos de Camaleño que quedaron encantados de acompañarnos, Juan Carlos Martínez Casares y Mari Carmen su mujer , propietarios de la Quesería Río Deva y Vicente" Tete " y  su mujer, artesanos de la madera.




Salimos de la cueva, y en recorrido circular a media ladera nos dirigimos al punto de salida con la contemplación de nuevos paisajes.




La lluvia y los paraguas fueron la nota predominante,pero al final de la jornada el tiempo cambió , la brújula señalaba al restaurante y bajamos contentos y hambrientos.




Siempre es bueno contar con el equipo sanitario en la ruta, Sonia del Río ( Deva ), posa con fondo de la vieja cordillera, la cellisca visitó la montaña la noche anterior , el sol volvía a lucir y estábamos en el buen camino como muestra el jalón .


Según bajábamos los horizontes se iban despejando, el sol se abría paso y nos permitía ver lejanas y las altas cimas de la cordillera Cantábrica  que en las provincias de Palencia y Cantabria alcanzan su puntos culminantes.


Parece otro día pero es el mismo. Un nutrido grupo del Argayu. El presidente estuvo a punto de convocar la reunión anual del club. El tiempo se volvió favorable definitivamente con buena temperatura para este cálido febrero.




Tres momentos, sentados a la mesa, colofón de un día de deporte y gastronomía por tierras de Castilla.


Precioso restaurante y buena comida, el lechazo excelente. Alguien me dijo al oido : Fonso tienes que decirle al presidente que programe más salidas que acaben en comida , ahí lo dejo Sr. presidente.


Una vez que fueron sosegadas las papilas gustativas y las tripas fueron calmadas, llegó el momento de posar para el recuerdo. Un grupo de montaña que no escribe su historia no existe.



Mensaje presidencial : ¡ ESTO ES TODO AMIGOS !! nos vemos en la montaña palentina en el mes de marzo, La tejeda de Tosande nos espera.

                                                                                          Alfonso Martínez Toledano.

jueves, 16 de enero de 2020

PICO JANO 20




PICO JANO 1.447

DOMINGO 12 DE ENERO 2020

El pico Jano es una montaña para volver, esta cima emblemática  es una ventana abierta a la rosa de los vientos, Jano es un pico que nunca defrauda y que en todas las estaciones invita a subir allí... allí donde un banco es trono y reinar es soñar despierto.


Arrancamos desde Dobarganes 950 en una mañana soleada, mañana de encuentros para los miembros del el Argayu que a eso de las 9 de la mañana nos habíamos juntado en la serna de Potes donde recibimos nuestras licencias federativas 2020


Primeros compases de la ruta, cruzamos pistas que dejamos atrás camino siempre del bosque, sol de invierno en rostro y un día prometedor. Un buen itinerario para dejar atrás turrones, mazapanes y peladillas.
























Nacido de manos humanas el embase de La Tejera 1200, nos acoge como un espacio rebosante de belleza, color o blanco y negro, es igual,siempre bello, siempre actual, un remanso de vida,  un fondo para perpetuarse.


Este día tuvimos como invitada a Elena, una burgalesa afincada en Torrelavega, la vemos de espaldas mientras escucha pasmada las explicaciones que se dan esos dos rebecos ...Paco y Javi,  superando entre los dos 150 añitos...de largo.


Resulta difícil elegir fotos entre todas las que se hicieron, gracias por vuestra colaboración. Con el fondo del tramo Peña Prieta - Portillo de la yeguas reflejado en el espejo del agua, la cordillera se viste de gala.




Junta a La Tejera visitamos el espacio megalítico que otros seres ocuparon dando vida al territorio lebaniego, un lugar de reposo hace más de cuatro milenios, fueron los primeros lebaniegos sin tener conciencia de ello, los demás llegamos después.


El haya del camino:  Brotas derecha o torcida, con esa humildad que cede, solo a la ley de la vida, que es vivir como se puede. (Antonio Machado ).


El grupo posa con el fondo del Coriscao, a medida que ascendíamos pudimos contemplar las diferentes vertientes que se ofrecían a nuestros ojos, desnudos bosques , sol templado y ánimo ligero.


Y un poquito más arriba el macizo central de los Picos se nos mostraba con sus tocas blancas en las altas cumbres,  con estos paisajes era obligatorio parar y disfrutar de las vistas.


" El Patriarca " de El Argayu no necesita presentación, como siempre un ejemplo para todos D. Paco.


Tienen las hayas esa vocación alpina que las hace siempre crecer el lo alto, desafiar vientos y desnudarse ante los hombres...en el hogar fuego, en el mueble reposo, en la sombra descanso y en el monte remanso.


Cerca de la cresta cumbrera de pico Jano reunión de pastores. La pastora Mª Jose luciendo camiseta.


Por veredas y peñascos va El Argayu caminando, los árboles  daban la  sombra,  el roble y el haya se la van alternando.


Y arriba  en lo alto donde el azul se funde, lo vertical  y el horizonte se dan la mano y  allá en el norte, el mar soñado por pastores y soldados. Pico Jano si tus piedras hablaran el sol sería el notario.


Peña vieja como fondo, duerme en su sueño vertical, hay que subir allí donde Jano tiene su sede para poder disfrutar de tan bello lugar. Que tendrás pico Jano que nunca nos cansas, que tendrás ...que cuanto más subes más descansas.


De Remoña al pico Cortés y de Cumbre Avenas al Sagrado corazón , resulta difícil elegir mejor fondo mejor, el territorio de Liébana se mostraba en un abrazo de singular belleza.


Y el pico Jano se vistió de Andalucía porque su hija Fermina con un adiós se despedía, Deva y Genil fueron  por un día hermanos, a Granada van sus aguas desde la sierra Nevada , que no hay noche más larga que la nunca se acaba. ( para Lola y Quique ).


 Sonia, nuestra enfermera de altura...quien dijo miedo habiendo hospitales.


Esplendor lebaniego, la cordillera se asoma a los picos de Europa desde el mirador de Jano, y entre ambos un escenario de historia, territorio del Oso y el Urogallo, altas aldeas donde el hombres y mujeres modelaron un territorio, habitat humano.


En el mirador de Jano como Escabajos peloteros...cada uno a su bola. ( Escabajus peloterus Argayensis ).


Flor y Paco en el mirador de ... "mírame y no me toques " . El banco está como para dormir una resaca y levantarte para ir al baño.


Dos chicas practicando el noble arte de la fotografía. Con un plató así no hay quien se resista, viva la coquetería femenina !!.


El macizo oriental de los picos de Europa o de Ándara con Liébana a sus pies, una imagen de esplendor sin igual.


Bajando de la cima camino del refrigerio, las tripas reclamaban su sostenimiento y las papilas gustativas estaban en desasosiego.


Aquí dándole a la mandíbula inferior, en estas alturas las cosas saben mejor pero echamos en falta el turrón de nuez de Lorena, las ganas turrón propiciaron que el año que viene, en enero, tengamos un concurso de turrones El Argayu que se realizará por una jurado mediante una cata ciega. ( ver bases en secretaría del grupo).



Descenso del grupo camino de Dobarganes , pues la ruta es circular, el terreno cambia así como su orientación, al fondo la sierra de Peña Sagra con hilos de nieve en su cumbre.


Las laderas que conducen a Dobarganes dan cuenta de la actividad humana que tuvieron en el pasado, es territorio de pastizales que poco a poco se degradan por la ausencia cada vez mayor del ganado, con el correspondiente avance del monte.


Un alto en el camino ante el embalse de Enterrias, el itinerario llega al final pero mostrando las bellezas del lugar en todo momento.


 Como no tuvimos turrón tuvimos que compensar tomando café y algo más en El mirador de Enterrias, tiempo de charla y relajación haciendo planes para el año montañero que hemos dado comienzo.


Para terminar, tres imágenes del recorrido para confirmar que las montañas independientemente de su altura o posición siempre guardan enigmas, secretos, belleza oculta...están ahí siempre distintas, siempre bellas enamorando a quienes quieran conquistarlas.

                                                                                             Alfonso M. Toledano.